Mi vida, como un tarro sin conservas
consumiéndose al vacío.